• Metodología CUNIMAD
  • 91 790 97 32

Descubriendo los cultivos transgénicos

Metodología CUNIMAD

Viernes, 1 septiembre, 2017

Nutrición

Bárbara Pérez Köhler Profesora del Grado en Nutrición Humana y Dietética de CUNIMAD

Un transgénico es un organismo modificado genéticamente debido a la introducción artificial en su genoma de uno o más genes pertenecientes a otra especie por medio de técnicas de ingeniería genética. Estas técnicas permiten obtener y manipular secuencias de ADN que codifican un determinado gen de interés, para posteriormente insertarlas en un organismo receptor que incorporará dichas secuencias en su genoma. La incorporación del ADN foráneo en el genoma permitirá que se produzca la expresión del gen seleccionado en el organismo receptor, aportándole una nueva característica que podrá transmitir a su descendencia.

El origen de los transgénicos se remonta a los años 70. En sus inicios, se diseñaron para estudiar la actividad y función de los genes. El avance en las investigaciones y el desarrollo tecnológico de las últimas décadas ha permitido que los organismos transgénicos tengan hoy en día una gran cantidad de aplicaciones, tanto a nivel médico y farmacológico como industrial, ganadero y agrícola. Dentro del amplio abanico de usos, el cultivo de plantas modificadas genéticamente para el consumo alimenticio y la fabricación de piensos animales es quizá una de las aplicaciones que más repercusión mediática ha tenido durante los últimos años.

El desarrollo de plantas transgénicas se fundamenta en el interés por mejorar la calidad de los cultivos, en términos de mejora de su aspecto, sabor, contenido nutricional y resistencia a plagas, patógenos y condiciones climatológicas, entre otros factores. De igual modo, se persigue lograr que los cultivos presenten un crecimiento rápido y tengan una mayor durabilidad, con el fin de acelerar las cosechas, aumentar la producción y reducir los costes económicos. Se ha llegado a postular incluso que el cultivo a nivel global de transgénicos podría ser una herramienta clave en la lucha contra el hambre y la desnutrición.

Controversia en el uso de plantas transgénicas

Sin embargo, el cultivo de plantas transgénicas no está exento de controversia. En primer lugar, al tratarse de una tecnología relativamente joven, no se conoce con exactitud los efectos a largo plazo que pueda tener la ingesta de alimentos modificados o de animales alimentados con piensos de origen transgénico. Aunque son muchos los estudios llevados a cabo en esta línea, en la actualidad no es posible descartar por completo el riesgo de desarrollar alergias, intolerancias alimenticias o determinadas enfermedades tras consumir alimentos transgénicos. En segundo lugar, su cultivo en zonas abiertas hace posible la contaminación genética, es decir, la polinización cruzada entre plantas transgénicas y convencionales, promovida por los insectos y el viento. Este evento daría origen a nuevas especies híbridas no controladas, que suponen un peligro para las especies autóctonas y un potencial riesgo para la salud.

Titulación relacionada:

 Grado en Nutrición Humana y Dietética