• 91 790 97 32

Lentillas y coronavirus: cómo proteger tus ojos frente al COVID-19

Martes, 21 abril, 2020

CUNIMAD

Laura Vivas Redactora de CUNIMAD

El virus SRS-COV-2, causante de la enfermedad COVID-19, puede aislarse en la lágrima y conjuntiva y transmitirse por éstas. Por esta razón, y ante la situación excepcional de alerta la sanitaria, la Sociedad de Oftalmología ha aconsejado a los ciudadanos sustituir las lentillas por las gafas, siempre que su situación se lo permita.

Esta recomendación  de usar las gafas frente a las lentillas encuentra su origen en un reciente estudio publicado en la revista Journal of Hospital Infection que pone de manifiesto que “el virus es capaz de sobrevivir, con capacidad de infección, hasta cinco días en el caucho de silicona”, material empleado en la fabricación de muchas lentillas, por lo que los ojos pueden convertirse en estos casos en la puerta de entrada a nuestro organismo del COVID-19, apunta Cristina Yuste, coordinadora técnica del Grado en Óptica y Optometría de CUNIMAD.

Medidas de higiene para prevenir el contagio por COVID-19

El colegio de ópticos ha sido muy escueto en lo que se refiere a medidas preventivas para evitar la infección por coronavirus y sólo habla de la higiene de manos. Las recomendaciones del resto de sociedades médicas son:

  • Por parte de los profesionales, aplazar cualquier atención no urgente.
  • Dado que los ojos son una vía de entrada del virus (a través de la conjuntiva, que es una mucosa), hay que tener en cuenta todas las medidas de protección generales como el lavado de manos, mantener la distancia de seguridad y protegerse los ojos con gafas de seguridad cuando estemos en un ambiente de riesgo. En este sentido, es importante señalas que no existen pruebas científicas de que el uso de lentes o gafas (normales, no las de protección) proteja frente al COVID-19 u otras transmisiones virales.
  • Es de especial importancia en el ámbito de la salud ocular la recomendación de no tocarse la cara y en particular, los ojos.

¿Puedo usar lentillas durante el coronavirus?

“El colegio de ópticos ha recomendado dejar de utilizar las lentes de contacto en caso de enfermedad, en línea con las orientaciones facilitadas para otros tipos de dolencias”, señala Mariano González Pérez, Delegado de Formación y Especialista en Salud Visual en ALAIN AFFLELOU. El  optometrista destaca que el documento de las sociedades de oftalmología es más claro y establece las siguientes recomendaciones de carácter general:

  • “No hay pruebas hasta la fecha de que las personas sanas deban evitar el uso de lentes de contacto, o que los usuarios de lentes de contacto se encuentren en mayor riesgo de contraer una infección por coronavirus en comparación con quienes usan gafas. Asimismo, no hay evidencia que sugiera una correlación entre el uso de lentes de contacto y la propagación de COVID-19 o una infección por coronavirus relacionada con el uso de lentes de contacto”.
  • “Sin embargo, se sabe que el virus SRS-COV-2 puede aislarse en la lágrima y conjuntiva y transmitirse por éstas. Por este motivo, y ante la excepcionalidad de la presente situación de pandemia, sería aconsejable que los ciudadanos no utilizaran lentes de contacto y éstas fueran sustituidas por las gafas correctoras, siempre que sus circunstancias personales lo posibiliten”. Cuando un usuario de lentillas, que no pueda prescindir de ellas, presente signos o síntomas locales del tipo resfriado o gripe (fiebre, tos seca, malestar general, etc.) deberá dejar de usar sus lentes de contacto y pasar a usar sus gafas, y consultar con el profesional si tienen dudas.

Consejos para el empleo de lentes desechables

El colegio de ópticos ha recomendado que “se tiren las lentes de contacto de uso diario cada noche” o bien que “se desinfecte regularmente las lentillas de uso mensual o quincenal”, siguiendo las instrucciones facilitadas por el fabricante y el optometrista.

Además, hace las siguientes recomendaciones para el mantenimiento de lentes de contacto no desechables, del tipo blandas de hidrogel o silicona, rígidas permeables, o híbridas:

  • Lavado de manos.
  • Extracción de lente de contacto.
  • Limpieza con frote mecánico y el limpiador adecuado recomendado.
  • Enjuague con solución salina estéril.
  • Desinfección mediante peróxido de hidrógeno al 3%. Para ello, se utilizará un sistema de peróxido de hidrógeno para lentes de contacto de un solo paso. Se retrasará la neutralización hasta al menos 6 horas después de que el peróxido haya efectuado su acción sobre la lente. A partir de ese momento, se incluirá en el frasco contenedor la pastilla para la neutralización del peróxido.
  • Las lentes se pueden utilizar una hora después de emplear la pastilla neutralizadora.
  • Enjuagar con solución salina la lentilla antes de insertarla en la superficie ocular.
  • Lavado de manos previo a coger la lente de contacto y repetir el lavado una vez puestas.

En conclusión, aunque la Sociedad de Oftalmología indica que no hay una correlación entre el uso de lentillas y el aumento de riesgo de contagio por coronavirus, recomienda su sustitución por gafas graduadas o extremar las medidas de higiene, en el caso de que se dedica continuar con el uso de lentes de contacto.

Titulación relacionada:

 Grado en Óptica y Optometría