• 91 790 97 32

“El trabajo multidisciplinar de las prácticas ha superado mis expectativas del Máster en Salud Visual”

Miércoles, 14 octubre, 2020

CUNIMAD

El trabajo de fin de máster de José Antonio Romero, alumno del Máster de Salud Visual y Optometría Avanzada, dio el salto del papel a la realidad gracias a sus prácticas en el Hospital de Mérida. Hablamos con este extremeño de 24 años sobre su experiencia académica y laboral en CUNIMAD.

¿Cómo conociste nuestra titulación?

En mi caso personal, estuve los meses previos al comienzo del curso valorando realizar formación de postgrado enfocada en patología ocular, ya que buscaba especializarme para poder trabajar en un equipo multidisciplinar dentro de un servicio de oftalmología. Estuve informándome respecto a varias opciones, pero un día recibí un email en el centro en el que trabajo sobre este máster. Llamé para solicitar información y era la opción que más se ajustaba a lo que buscaba.

¿Por qué te decidiste por esta especialidad?

Hoy en día, el envejecimiento de la población es un factor muy a tener en cuenta, sobretodo desde nuestro punto de vista profesional. Una gran parte de la población necesita una atención y seguimiento especializado, y gracias a los avances realizados a nivel de diagnóstico es importante saber detectar a estos pacientes para realizar un correcto cribado, seguimiento y tratamiento de los mismos. Es imprescindible tanto para la calidad de vida del paciente como para el buen funcionamiento del servicio.

Por ello, como especialistas de atención primaria, considero que jugamos un papel imprescindible en el sistema sanitario. Además, para mí, la discapacidad visual es una de las especialidades optométricas que más me gustan, y para ello es imprescindible conocer a fondo las patologías que provocan estos cuadros clínicos. 

¿Y por nuestra universidad?

Realicé el máster debido a su carácter oficial, estando asociado a la Universidad de Alcalá. Como estudiante sentí cierto respaldo y confianza.

¿Qué destacarías de nuestra metodología semipresencial?

Considero que es una muy buena opción para personas como yo, que quieren seguir formándose, pero que a la vez están trabajando, al igual que la mayoría de compañeros y compañeras. Era uno de los requisitos que buscaba. Los horarios de las clases son flexibles y te permiten ver las clases en directo, pero si no podías asistir podías ver las clases en diferido tantas veces como necesitaras, lo cual se agradece. Aunque se demoraban unas 24h al menos en subir la clase a la plataforma.

A veces ha habido varios fallos para poder desarrollar la clase correctamente de forma telemática, pero en general la experiencia ha sido satisfactoria, han sido clases amenas e interesantes. El poder contar con un chat en directo para dudas ayuda bastante.

Por otro lado, respecto al ámbito presencial, las prácticas curriculares las he realizado en el servicio de oftalmología del Hospital de Mérida y han sido muy gratificantes. Es un ámbito muy diferente al que acostumbro a trabajar. El trabajo multidisciplinar que se realiza es muy interesante y satisfactorio a nivel profesional, y ha superado las expectativas que tenía al iniciar el máster.

¿Cómo ha sido tu experiencia educativa durante el confinamiento?

Debido a esos meses de confinamiento, he podido dedicarme plenamente a seguir las clases teóricas y prepararme concienzudamente los exámenes. En una rutina normal de trabajo tenía que compaginar máster y trabajo, era mucho más estresante. Así que, a pesar de haber tenido que interrumpir las prácticas en el hospital, me permitió dedicar más tiempo a los estudios.

Este máster emplea la realidad inmersiva y 3D para profundizar en el aprendizaje de la optometría, ¿cómo valoras el uso de esta herramienta?

Desgraciadamente, en este aspecto no tengo buenas críticas que hacer. No ha aportado valor a la formación, opinión que comparto con el resto de compañeros y compañeras. Respecto a esto, hemos contado con algunos modelos 3D de ciertos puntos del temario de algunas asignaturas, los cuáles estuvieron disponibles en la plataforma pocas semanas antes de finalizar el curso. Además, tuvimos bastantes problemas para recibir las gafas de realidad virtual en nuestro domicilio, aunque eran prescindibles.

A su vez, contamos con varios vídeos grabados por profesores y profesoras de algunas asignaturas sobre aspectos interesantes de la misma para profundizar en ella. Aunque se podían disfrutar del mismo modo sin necesidad de dichas gafas.

Tu TFM ha saltado del papel a tener aplicación real en el Hospital de Mérida ¿nos puedes contar más sobre este proyecto?

Al comenzar las prácticas en el Hospital, mi tutor del centro me ofreció la posibilidad de participar en un estudio que iban a realizar en el servicio sobre una lente intraocular de reciente lanzamiento, lo cual era una gran oportunidad para formar parte del proyecto. Decidí utilizarlo como proyecto de fin de máster con la aprobación de mi tutor de centro y lo presenté a mi tutor académico. En un principio, lo planteé como un proyecto experimental en el cual realizaría las revisiones pertinentes a medida que los pacientes eran intervenidos, así como una comparación basada en la evidencia científica. A mitad de marzo, a pesar de tener todo listo para comenzar las medidas, las prácticas fueron interrumpidas y el proyecto pospuesto debido a la situación provocada por la COVID-19.

¿Qué impacto ha tenido en tu desarrollo profesional?

Era un gran proyecto personal y profesional que por desgracia no pude llevar a cabo. Por lo que tuve que cambiar el enfoque de mi trabajo. De todos modos, ha sido un trabajo interesante y gratificante, el cual espero poder finalizar en un futuro.

El Máster en Salud Visual da acceso a estudios de doctorado, ¿cómo enfocas tu futuro laboral? ¿te planteas proyectos de investigación o ejercer la práctica clínica?

En relación a estudios de doctorado, es algo que me planteo en un futuro a largo plazo. A día de hoy, estoy aplicando los conocimientos y la experiencia que he ganado gracias a este máster. He comenzado un pequeño proyecto de baja visión en el centro donde actualmente trabajo y sigo formándome en patología y discapacidad visual. Quiero seguir trabajando como optometrista clínico, seguir formándome y creciendo. Espero que este máster me abra muchas puertas.